cmabril@hotmail.es
952 370 145 - 655 583 309

La cuperosis o rosácea es una dermatosis que afecta a muchos millones de personas en todo el mundo. Cursa con un enjocecimiento (eritema) en las mejillas, la nariz y la frente y la aparición a veces de pápulas o una reacción pseudoacneica. Es más frecuente en la mujer que en el hombre hacía la mediana edad.
Los vasitos rojos o cuperosis de la nariz o cara, los haremos desaparecer también con facilidad, y el fondo rojo también lo reduciremos, si bien, para esto necesitamos varias sesiones.

Recomendaciones:

• Evitar la exposición solar.
• Evitar el consumo de alimentos muy condimentados, el alcohol, la cafeína y el tabaco.
• Evitar las bebidas y comidas muy calientes y los ambientes con vapor o humo.
• Hay que tener cuidado a la hora de la higiene facial utilizando agua o lociones especiales para la cuperosis.
• Evitar los cosméticos en lo posible y utilizar los comercialmente preparados para la cuperosis.
• Si utiliza una crema de tratamiento, evite que lleve corticoides salvo que su médico se la haya recomendado específicamente.

Los pacientes con pieles sensibles suelen presentar rojeces sobre todo en nariz, barbilla y mejillas. La rojez con el paso del tiempo va aumentando, apareciendo pequeños capilares dilatados que crean un efecto antiestético, esto es lo que se denomina cuperosis o rojez facial.

Tratamientos para eliminar la cuperosis.

La cuperosis es un problema dermatológico que requiere un consejo por parte del especialista en cada caso. La dra. valorará al paciente, aconsejándole cuidados y tratamientos adecuados para eliminar la cuperosis .

¿Qué tipo de tratamiento conviene en cada paciente?

Los sistemas de luz, tanto Láser Vascular como la Luz Pulsada Intensa son las opciones de tratamientos más adecuadas hoy en día. Se emplean para eliminar vasos de diferente tamaño, devolviendo a la piel un aspecto más homogéneo.
Láser vasculaR
La función del láser vascular es cerrar los vasos dilatados, que posteriormente desaparecen recuperando la piel su aspecto normal.

El equipo láser que utilizamos es muy eficaz para el tratamiento de lesiones vasculares sobre todo cuando los vasos comienzan a ser de mayor tamaño.

El láser se aplica sobre la piel limpia en la zona donde se encuentra la rojez o los capilares. El paciente nota una ligera sensación de calor apareciendo un enrojecimiento posterior que desaparece en pocos días.
Luz Pulsada Intensa Optimizada o IPL
La Luz Pulsada Intensa dispone de un dispositivo vascular que nos permite trabajar y eliminar zonas de rojez fina, como son las mejillas o el escote en algunos pacientes.
La Luz Pulsada Intensa cierra los pequeños capilares, consiguiendo de esta forma reducir la rojez y disminuir también la reactividad de las pieles con cuperosis.

La Luz Pulsada Intensa Optimizada del equipo GP FLASH 1 , trabaja la superficie de la piel con una mayor seguridad y aprovechamiento del calor.

¿Cuál es el mejor momento para realizar el tratamiento?
Los tratamientos con los distintos sistemas de luz se deben aplicar con la piel no excesivamente bronceada. Recomendamos al paciente evitar los meses donde va a tener una mayor exposición solar; de esta forma se conseguirán los mejores y más seguros resultados.

¿Cuáles son los resultados?
Después de la primera sesión se aprecia una disminución de la rojez consiguiendo muy buenos resultados tras finalizar todas las sesiones. Este tratamiento para eliminar la cuperosis mejora las imperfecciones, aportando también a la piel luminosidad y un aspecto más rejuvenecido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies