cmabril@hotmail.es
952 370 145 - 655 583 309

Los problemas circulatorios de las piernas son muy frecuentes en la población adulta (cerca de un 40 % de las mujeres y un 15% de los hombres). La patología más frecuente consiste en la formación de Varices, que son dilataciones patológicas de las venas superficiales de las piernas, que no conducen la sangre correctamente hacia el corazón.

VARICES – IMPORTANCIA DEL DIAGNÓSTICO
Dependiendo del calibre, las venas varicosas (varices) se clasifican en telangiectasias o arañas vasculares, varículas, varices reticulares y varices tronculares. Es frecuente que coexistan en un mismo paciente varices de distinto calibre. Además del problema estético, en muchas ocasiones producen malestar, cansancio, picor, calambres, pesadez de piernas o hinchazón. En casos severos, con el tiempo y sin tratamiento adecuado, pueden aparecer flebitis, úlceras cutáneas, o incluso hemorragia externa ante pequeños roces (varicorragia).

En función de la causa y del calibre de las varices, el paciente se beneficiará de una u otra técnica terapéutica. Por ello, el especialista elabora una historia clínica detallada y estudia el sistema circulatorio venoso con la ayuda de un Doppler o con una Ecografía Doppler Color, cuando las circunstancias lo requieran. Dependiendo del calibre de las varices y de las características del paciente, puede ofrecerle tratamiento mediantE, Escleroterapia con Microespuma o Láserterapia, además de una serie de medidas conservadoras para mejorar su problema de insuficiencia venosa.

En esta misma consulta el especialista entregará un informe médico y el Consentimiento Informado verbal y por escrito para el paciente. Así tiene éste toda la información detallada del procedimiento, de las ventajas e inconvenientes, y que deberá traer cuando se someta al tratamiento.

En general, se distinguen tres tipos de varices :

varices02ARAÑAS VASCULARES Y VARÍCULAS
Son pequeñas venas muy finas, en forma de ramillete o estrella, directamente bajo la piel. Su diámetro mayor es de alrededor de 1 mm.

varices02VARICES RETICULARES
Estas varices son más visibles, de color azulado, de forma sinuosa, de tamaño entre 2 y 4 mm y de disposición irregular.

varices04VARICES TRONCULARES
Varices de troncos venosos superficiales de las extremidades inferiores (venas safenas) o sus colaterales y son de desarrollo apreciable, llegando a ser prominentes, con muchas molestias para la paciente.

TRATAMIENTOS:

Esclerosis varices con microespuma

Esta técnica consiste en inyectar una sustancia dentro de las venas varicosas que produce una inflamación y la cierra al flujo sanguíneo. La sustancia habitualmente utilizada es el polidocanol y se utiliza a una concentración diferente dependiendo del calibre de la vena varicosa que se quiera esclerosar.

ESCLEROSIS VARICES – LAS MEJORES CANDIDATAS
La esclerosis de varices con microespuma está especialmente indicada en varices reticulares, varículas y también en las telangiectasias, aunque en este último caso su eficacia es menor que la del láser. También está indicada en las pequeñas colaterales varicosas que pueden aparecer tras una intervención de varices, por una recidiva o por la tendencia natural en la insuficiencia venosa al desarrollo de varices de algún paciente.

ESCLEROSIS VARICES – EL TRATAMIENTO
El tratamiento de esclerosis de varices se realiza en la misma consulta y no necesita anestesia, pero sí un examen clínico y estudio con ecografía doppler detallado, por el especialista.
Es conveniente evitar los meses de más calor para llevar a cabo esta técnica, ya que conlleva el uso de medias elásticas para mejorar el resultado y no es conveniente tomar el sol hasta al menos 1 mes de la última sesión de escleroterapia.

ESCLEROSIS VARICES – DESPUÉS DEL TRATAMIENTO
Es conveniente evitar los meses de más calor para llevar a cabo esta técnica de eliminación de varices, ya que conlleva el uso de medias elásticas para mejorar el resultado y no es conveniente tomar el sol hasta al menos 1 mes de la última sesión de escleroterapia.

ESCLEROSIS VARICES – EL RESULTADO
El resultado estético se valora a medio plazo, cuando el organismo se restablece de la eliminación de los pequeños vasos sanguíneos esclerosados, para lo cual son necesarias habitualmente varias sesiones.
El resultado de la escleroterapia puede mejorarse asociando después láserterapia, para eliminar las telangiectasias y varículas que no se hayan podido canular por su minúsculo tamaño.
En ocasiones a largo plazo puede ser necesario un retoque, dada la tendencia natural y progresiva de la insuficiencia venosa del paciente que puede manifestarse por la formación de otras varices.
El resultado mejora también con la ayuda de medias elásticas de compresión normal o fuerte, que mejoren la sobrecarga venosa del ortostatismo (mantenerse en postura sentada o de pie demasiadas horas) y frenen la aparición de otras varices así como el desarrollo de las que ya tiene el paciente. .

Varices – Láser vascular
La tecnología Láser representa la emisión de una fuente de luz de características físicas especiales: longitud de onda muy estrecha, monocromática, coherente y convergente y concentrada en una zona de disparo muy estrecha e igual intensidad.

LÁSER VASCULAR – LAS MEJORES CANDIDATAS
El paciente que se somete a láserterapia debe haberse tratado previamente las varices de mayor calibre. Las varices que mejor responden a esta técnica son las arañas vasculares (telangiectasias), las varículas, las telangiectasias resistentes al tratamiento previo con escleroterapia, el matting (neotelangiectasias post-escleroterapia) y aquellas varices de mayor calibre o varices localizadas en áreas difíciles de esclerosar.

LÁSER VASCULAR – EL TRATAMIENTO
El objetivo del láser es la eliminación del vaso sanguíneo y para ello se vale del principio de fotocoagulación y fototermolisis a través de cada disparo, que va dirigiéndose hacia todo el trayecto del vaso elegido. Se trata de una técnica algo dolorosa, lo cual se evita parcialmente con la aplicación de anestésicos locales en forma de crema y de un sistema de refrigeración cutánea.
En caso de coexistencia de varices de diferente calibre, deben tratarse inicialmente las de mayor tamaño (que habitualmente originan después las ramificaciones más pequeñas) por lo que es fundamental su examen previo por el especialista. Por norma general, el tratamiento puede empezarse 1 mes después de la exposición solar, cuando el color de la piel ha retornado a su normalidad, y no puede tomarse el sol hasta 1 semana después del tratamiento.

LÁSER VASCULAR – DESPUÉS DEL TRATAMIENTO
Tras la sesión de láserterapia obligadamente ocurre una pequeña inflamación en cada zona de disparo, que desaparece paulatinamente en poco tiempo. No es doloroso. Debe evitarse la exposición al sol tras este tipo de sesiones y en caso necesario, con fotoprotección total. La inflamación se alivia y elimina antes con cremas del tipo corticoides suaves e incluso con aloe vera en algún caso. Suele ser necesario también el uso de despigmentantes tipo quelantes como el Angiogel ®para evitar pigmentaciones tras el tratamiento.

LÁSER VASCULAR – EL RESULTADO
El resultado de la láserterapia es a corto-medio plazo, cuando el organismo elimina la inflamación y cuando la vena tratada desaparece. Si la vena tratada se restablece y reaparece tras la sesión parcialmente, puede ser necesario un retoque varios meses después. Esto se debe habitualmente a que en muchas ocasiones está conectada a una red venosa reticular subyacente y se necesite más intensidad para su eliminación.
El resultado mejora en muchas ocasiones también con la ayuda de medias elásticas de compresión normal o fuerte, que mejoren la sobrecarga venosa del ortostatismo (mantenerse en postura sentada o de pie demasiadas horas) y frenen la aparición de otras varices así como el desarrollo de las que ya tiene el paciente.

Puntos rubies

Los Puntos Rubí, también conocidos como angioma simple o hemangioma cereza, son pequeños puntos en relieve de color rojo o morado que aparecen en tronco y con menos frecuencia en brazos o piernas. No tiene repercusión médica, aunque a veces pueden picar un poco.

Beneficios: Eliminación de forma definitiva de estas formaciones vasculares inestéticas que pueden aparecer en cualquier parte de nuestro cuerpo.

Aplicación: Láser co2 quirurgico. Esta tecnología coagula la lesión y la hace desaparecer por completo en 10-15 días sin dejar secuelas. Nº de sesiones: 1 ó 2.

Verrugas, lunares verrucosos, miliums

El tratamiento para la eliminación de verrugas y puntos rubí se realiza mediante una electrocoagulación con el bisturí eléctrico, normalmente se realiza en una sola sesión y con anestesia local.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies